miércoles, 22 de junio de 2016

CUANDO LAS NOTICIAS SE REPITEN

Recientemente leí en el portal planetacurioso.com algunas notas que dejan ver  lo que algunos hombres somos capaces de hacer para alcanzar un objetivo o, simplemente para lograr notoriedad, así como datos curiosos sobre acciones de algunos animales o de enfermedades y situaciones peculiares que difícilmente imaginamos.

Hay casos como el de una joven que sufre una extraña enfermedad que le provoca vomitar hasta 50 veces al día; el de una abuela británica que cuando busca información en Google lo hace como si se dirigiera a una persona y le agradece  los datos aportados.; un búho que, en agradecimiento a la persona que le salvó la vida le dio un “abrazo” con sus alas extendidas, o el de un joven que vivió 17 meses sin corazón (Las funciones del órgano las sustituía un aparato que llevaba en una mochila).

Este tipo de notas periodísticas siempre han existido pero a mucha gente la pasan desapercibidas dado que generalmente quedan relegadas a páginas interiores y las notas “fuertes” son las que acaparan más la atención. Lo singular en este tipo de información es que no hay nada nuevo bajo el sol pues hay situaciones o eventos que, en diferentes circunstancias o época, se han dado con anterioridad, generando raras coincidencias.

Hacia finales de la década de los setenta, empecé a coleccionar algunas notas curiosas publicadas en diferentes diarios que, al paso del tiempo se han repetido de alguna manera, aunque en circunstancias distintas.

ALGUNOS EJEMPLOS

Chad Johnson es un jugador de la NFL que jugaba para los Bengalíes de Cincinnati. En 2008 logró legalmente cambiar su apellido original por el de Ochocinco, en honor a su número en el uniforme.
En 1978 se publicó una nota encabezada: “Quiere llamarse Uno Cero Seis Nueve”.  Se
trataba de un tal Michael Herber Dengler quien quería simbolizar con ese nombre su interrelación con la sociedad y reflejar su identidad personal y filosófica (Herber era profesor de Ciencias Sociales). Un juez dictaminó que la numeración en los seres humanos es una ofensa a la dignidad del hombre e inherente al totalitarismo.

El portal guiteca.com publicó en diciembre de 2011 que existen registros de personas que alcanzaron los 150 años de edad,  e incluso algunos más, y que al parecer lo común a ellas era un estilo de vida mesurado y los alimentos crudos. Cita el caso del británico Thomas Parr  (de quien se tomó el nombre para el whiskey Old Parr), quien vivió 152 años (1483 – 1635). A los 80 años se casó y tuvo dos hijos que fallecieron a corta edad, y fue condenado por adulterio a los 105 años. Thomas comía sólo alimentos simples y tenía una sola comida importante durante el día.

A fines de los años setenta, una breve nota fechada en Teherán, capital de Irán, titulaba: “Con Leche y Alimentos Crudos Cumplió 152 años”. Es la historia de Agha-Alí Edoyand, del poblado iraní de Massyid Suleiman, quien “cumplió esa edad alimentándose exclusivamente con leche y productos naturales.  “El campesino Edoyand, según propias declaraciones en el ‘Teherán Journal’, tiene 60 nietos, sobrevivió a dos esposas y se casó recientemente  con una ‘jovencita’ de 80 primaveras”, refiere la información.

RETOS LOCOS
El portal Telecinco.com de España, reportó en diciembre de 2012 que lo que comenzó como un gracioso desafío, acabó en tragedia. El joven Dhaou Fatnassi, originario de Túnez, de 20 años de edad, “murió tras cumplir el reto de comerse 28 huevos crudos a cambio de una suma de dinero que le prometieron sus amigos. Quizá quería imitar la escena de la película ‘La leyenda del indomable’, en la que Paul Newman se come 50 huevos en menos de 60 segundos pero con un final mucho menos trágico.”

Una foto publicada en Excélsior hace 38 años, muestra a un par de jóvenes, Don
Wood y Steve Roddick, quienes compitieron en Seattle para ver quién se podía comer más huevos crudos. Roddick se tomó 44 y se retiró porque no podía más, pero Wood perseveró y llegó a los 50, estableciendo un record mundial. El pie de foto no reporta eventos posteriores a la hazaña.

El pasado mes de abril, con motivo de la Pascua, se presentó en Bariloche, Argentina, el huevo de Pascua más grande del mundo que midió 10,2 metros y requirió de 8,500 kilos de chocolate. Fue elaborado durante una semana por diez maestros chocolateros de siete fábricas artesanales.

Un cable de EFE de hace 40 años, originado en Melbourne, Australia, reportó: “Un huevo de chocolate valorado en 9,000 dólares y considerado como el mayo fabricado hasta ahora, se encuentra expuesto al público en el shopping centre de Melbourne.” El huevo medía 3.5 metros de alto, con 8 metros de circunferencia.

DE LIBROS Y SERPIENTES
A lo largo de la historia, en algunos países y por diferentes motivos se ha prohibido la circulación de algunos libros. Eso ha sucedido en épocas recientes con títulos como: “El Código Da Vinci”; “Harry Potter”; “Mi Lucha”, o “Los versos satánicos”, por mencionar algunos.
Un cable de la agencia EFE de febrero de 1977 consideraba como el libro más prohibido en la historia de la humanidad era “Al Azif”, escrito por Abdul Al-Hazred en el 800 D.C., en el que da a conocer la forma en que los muertos pueden contactar a los vivos. El libro se prohibió por su contenido u todas las copias conocidas fueron destruidas. Según el cable “sólo existirían tres copias: en la Biblioteca Nacional de Londres, en el vaticano y en China. (H.P. Lovecraft lo cita en “El Necronomicón”).

El 14 de junio pasado se reportó en varios medios que elementos de la Brigada de Vigilancia Animal rescataron a una serpiente que se encontraba dentro de un automóvil de una agencia automotriz de la colonia Guadalupe Tepeyac, para lo cual tuvieron que desmontar las piezas del tablero y parte del motor.

Un cable de la AP fechado en Londres el 11 de abril de 1978 refiere: “En algún lugar de Londres anda hoy un ladrón de automóviles que está a media hora de la muerte; se robó un jeep bajo cuyo asiente hay una cobra viva”.  El dueño del auto la adquirió para proteger el dinero que llevaba a bordo.


SOBRE CAÍDAS DE ALTURA
En diciembre de 2014 se reportó en diarios de Colombia, de un joven que luego de intentar suicidarse, lanzándose desde el piso número 20 de un edificio, terminó encima de  un vehículo. “Aseguran las autoridades que después de su caída, el joven quedó plenamente consciente, al punto de poder dar su nombre, dirección y datos a los socorristas que lo trasladaron a un centro médico.

No ha sido el primero en lograrlo. El 4 de marzo de 1978, en Milwaukee, Estados Unidos, “Una mujer que sobrevivió a una caída desde un vigésimo piso de un hotel, se encontraba hoy en buen estado de salud, dijo un vocero del hospital donde fue atendida. Se cree que Karen Harder, de 37 años, cayó cuando trataba de abrir una ventana para que entrara aire fresco a su habitación”.

Como se puede ver, en materia de noticias, muchas veces no hay nada nuevo bajo el sol.



1 comentario:

  1. Bueno, no es que no haya nada nuevo bajo el sol. Es que la humanidad es insistente.

    ResponderEliminar